Shark Coalition

Aleteo

¿Qué es el aleteo de tiburón y por qué ocurre?

El aleteo de tiburón es la acción de cortar las aletas de un tiburón en el mar, para después desechar el resto del tiburón arrojándolo de regreso al agua. No se define como aleteo el desembarco de un tiburón en tierra para luego cortarle las aletas.

En algunas pesquerías solo la primera aleta dorsal, las dos pectorales y la parte inferior de la aleta de cola son cortadas, ya que estas son las más grandes y las de mayor valor. En otras pesquerías, las aletas más pequeñas también son cortadas.

Frecuentemente, el tiburón aun está vivo cuando sus aletas son cortadas. Desgarradoras filmaciones de este proceso muestran que esta es una práctica extremadamente brutal.

La razón por la cual los tiburones son aleteados está basada simplemente en factores económicos. En el mundo desarrollado, el consumo de carne de tiburón está limitado a unas cuantas especies, mientras que el resto son consideradas incomestibles. Los pescadores no desean llenar su espacio de carga a bordo con cuerpos de tiburones de escaso valor habiendo especies mucho más valiosas por capturar. Sin embargo, sí desean conservar las aletas y venderlas con una buena ganancia cuando regresan a puerto. Las aletas no necesitan ser refrigeradas a bordo: pueden simplemente ser deshidratadas en cubierta.  

¿Por qué el aleteo es dañino para las poblaciones de tiburones?

¡Porque el aleteo les permite a los pescadores capturar a muchos más tiburones!  Para los pescadores, el aleteo es la solución perfecta. No solo ahorran espacio en sus refrigeradoras a la vez que conservan la parte valiosa del tiburón, sino que el hecho de que no utilizan espacio de almacenamiento para cuerpos de tiburón significa que pueden seguir capturando tiburones hasta que sea tiempo de regresar a puerto.

Sopa de aleta de tiburón

La liberalización de la economía china, sumada a una creciente afluencia en Asia del este en general, ha llevado a que se dispare la demanda por sopa de aleta de tiburón en los últimos 20 años. Se cree que servirles sopa de aleta de tiburón a los huéspedes es una forma de honrarlos y existe un estigma importante hacia aquellos que no lo hacen. Esta actitud refleja una forma de etiqueta gastronómica histórica que se cree data del tiempo de la dinastía Sung (960 – 1279 D.C).

La sopa de aleta de tiburón fue alguna vez manjar exclusivo de Emperadores y sus familias. El platillo era considerado como extremadamente difícil de preparar y solo los muy acaudalados podían emplear cocineros que tuvieran suficiente tiempo y habilidad para prepararla. Irónicamente, las aletas de tiburón propiamente dichas consisten de colágeno y elastina y no tienen sabor por sí mismas.

Generalmente se agrega caldo de pollo o pescado a la sopa para darle sabor.

La sopa de aleta de tiburón se sirve en bodas y eventos corporativos y durante las celebraciones del Año Nuevo chino.

En años recientes, observadores en Asia del este han notado que la sopa de aleta de tiburón se ha vuelto “popular” y que, al menos en el caso de las aletas de menor calidad, los productos que las contienen son mucho más accesibles. Hubo esperanzas de que esto eliminara la “mística” que rodea a este platillo y que el consumo disminuyera en consecuencia, pero desafortunadamente esto no ha ocurrido. Los privilegiados todavía lo ven como un símbolo de riqueza y generosidad.

Algunas celebridades y figuras políticas de alto calibre han criticado públicamente el consumo de la sopa de aleta de tiburón y algunas corporaciones, hoteles y restaurantes han dejado de servirla. Sin embargo, la educación de los consumidores es un proceso lento y es poco probable que veamos un cambio en las cifras de importación en el futuro cercano.

El comercio internacional de aletas: un negocio multimillonario

Hasta hace poco, Hong Kong era visto como el mayor importador de aletas de tiburón en el mundo. El volumen de aletas de tiburón importadas hacia Hong Kong subió de 2.500 toneladas métricas en 1977 a 10.500 toneladas métricas en el 2001. Una gran proporción de estas aletas eran re-exportadas. Desde el 2001, el volumen de importación de Hong Kong ha disminuido ligeramente, pero es difícil cuantificar volúmenes exactos debido a que un alto porcentaje de las aletas sin procesar es exportado a China continental para su procesamiento, ya que la mano de obra es mucho más barata ahí.

China continental impone un impuesto a la importación a las aletas desde Hong Kong, y se ha reportado que los vendedores de aletas de Hong Kong declaran cantidades de aletas menores a las reales en sus manifiestos con el fin de minimizar el impuesto a pagar.

Además de importar y procesar aletas de Hong Kong, China he surgido en años recientes como otro importador importante de aletas de todas partes del mundo. Esto puede ayudar a explicar la disminución en el volumen de aletas dirigidas a Hong Kong.

Lo que sabemos con certeza, sin embargo, es que millones de tiburones son capturados cada año solo por sus aletas, y la pregunta que la Coalición por los Tiburones les haría a los consumidores es si valdrá la pena perder a los tiburones del mundo a causa de un plato de sopa de pollo o de pescado que tiene algunas fibras de colágeno flotando en ella. Nosotros creemos que no.

¿Quién se beneficia con el comercio de aletas?

Se ha reportado que una sola compañía de aleteo de tiburón en Hong Kong, que se calcula tiene ingresos por un valor de 129 millones de dólares al año, obtiene ganancias por al menos 12 millones de dólares anualmente. En contraste, se estima que el comercio de aletas de tiburón equivale a 1.5 millones de dólares para la economía nacional de Ecuador. Una importante compañía exportadora en Ciudad de Panamá vende sus aletas a un comerciante en Hong Kong a 36 dólares por kilogramo. Investigaciones en Hong Kong encontraron que el kilogramo  de aletas deshidratadas se vendía por hasta 744 dólares en el 2002. Investigaciones realizadas en 2003 señalan que las aletas deshidratadas se venden en China por entre 200 y 300 dólares el kilo. En Colombia, a los pescadores se les paga entre 12 y 17 dólares por kilogramo de aletas.

Ver Regulaciones Internacionales al Aleteo de Tiburón

Lea la Declaración sobre el Aleteo de la Coalición

Deja un comentario